El día 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos. Con alegría recordamos a multitud de personas que ya disfrutan de la presencia de nuestro Padre y que han sido testimonio del amor de Dios entre su gente.

El Papa Francisco nos dice que “el corazón de la Iglesia también está lleno de jóvenes santos que entregaron su vida por Cristo” y nosotros, jóvenes y no tan jóvenes de los colegios de Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas, ¿por qué no podemos ser santos?

La tarea merece la pena afrontarla. Todos hemos recibido el don de Dios para ser santos, solo tenemos que actuar como Jesús de Nazaret, con mucho amor al prójimo y en comunión de Dios. Escuchar a tu amigo, visitar al enfermo, disfrutar de tus abuelos, colaborar en las campañas solidarias, proteger la naturaleza, asistir a la Eucaristía, rezar un avemaría… todo ello y mucho más son “pequeños pasos de santidad”. No te olvides, en esta celebración tan especial, ¡Ser santo está a tu alcance! 

Destacado: