"Nos encantan las visitas, y esta mañana hemos recibido una de las más especiales que podríamos haber imaginado nunca. Una mamá, varios abuelos, y un amigo carpintero, nos enseñaron cómo jugaban cuando ellos eran pequeños. Tirachinas, aros, trompos y múltiples artilugios de madera y metal, conviertieron esa jornada en todo un descubrimiento para nosotros."
 

Destacado: