Ayer realizamos una actividad en torno a la impresora 3D para convertir chocolate en figuras de un belén. Fue una demostración dirigida por Pablo López, de la empresa Exga3D, padre de uno de los alumnos del colegio. Los alumnos, tanto los más pequeños como los que cursan ESO, pudieron ver las prestaciones del artilugio. 

 

La actividad esta dentro del proyecto medioambiental A horta de Ana, que coordina la profesora María Estévez. Una impresora tridimensional que actúa con alimentos, es capaz de proporcionar un aspecto apetecible a cualquier concentrado de proteínas y nutrientes, o incluso a los descartes, por ejemplo, de pescado.

 

A través del programa Voz Natura, desarrollamos una línea en torno a la alimentación saludable y también de medio ambiente, porque creemos que el desperdicio alimentario es una cuestión muy grave que afecta al medio ambiente ya que puede implicar un exceso de capturas y de producción que después no se consume.

 

Los niños de todas las etapas del centro tienen información sobre alimentación saludable desde el punto de vista teórico, y realizan pirámides alimenticias o crean menús atendiendo a distintas necesidades. En ese trabajo abarcamos los desperdicios alimentarios y su repercusión en el medio ambiente.

 

Galería de fotos: https://photos.app.goo.gl/v83cxLx2ndmtpt9UA

Destacado: