Bernardo, tras muchos años de dedicación plena a la docencia en nuestro colegio , desarrollando labores tan imprescindibles como son las de profesor, en ocasiones tutor y muchos años director; ha tomado la decisión de jubilarse.
 La palabra “júbilo” es sinónimo de alegría y, por eso todos, aunque te extrañaremos y sentiremos tu ausencia en nuestras aulas, queremos desearte que, esta nueva etapa que emprendes, esté marcada por momentos muy felices e inolvidables.
 Hoy queremos demostrarte nuestro afecto y reconocimiento a tu trabajo.
¡Feliz jubilación, gracias Bernardo, hasta siempre!

 

Destacado: